Las fibras, las grasas y la hidratación ayudan a mejorar tu tracto intestinal.

  1. Semillas de lino

Las semillas de lino son consideradas uno de los más poderosos alimentos de origen vegetal del planeta. Son ricas en micronutrientes, fibra, manganeso, vitamina B1 y omega 3,  tienen facultades diuréticas y son un extraordinario remedio para el estreñimiento,  son ricas en vitaminas B, C y E. Las vitaminas del grupo B proporcionan vitalidad y energía a nuestro cuerpo tan necesaria para mantener el ritmo de vida que llevamos hoy en día. La dosis diaria recomendada no debe superar los 30 gramos al día, unas dos cucharadas. Traspasar esta cantidad puede provocar diarrea, no debemos olvidar que uno de sus principales beneficios es su efecto laxante.

tips de consumo: La semilla de lino es demasiado dura para consumirla cruda directamente. El proceso más efectivo y común es llenar un vaso de agua por la noche, echar dos cucharadas de semillas de lino y a la mañana siguiente en ayunas, beber el agua y las semillas con el aceite que ha diluido.

2.  Aguacate

El aguacate es una fruta maravillosa con multiples beneficios, contiene  potasio, vitamina E, vitamina B6, ácido fólico,  ácidos grasos monoinsaturados,  y fibra soluble e insoluble, Tiene efecto saciante y previene el estreñimiento, ayuda a controlar la diabetes.Las grasas que forman parte del aguacate puede ayudar al organismo a absorber nutrientes proveniente de vegetales. Las grasas del aguacate ayudan a aprovechar la absorción de antioxidantes entre 2 y 15 veces más, por lo que es un aliado perfecto para ensaladas y otros platos con muchos vegetales.

3.  Chucrut

El chucrut es una elaboración verdaderamente sencilla que cada vez está adquiriendo más popularidad. Parece increíble que con tan solo 2 ingredientes podamos transformar la col en chucrut, convirtiéndola en col fermentada. Esta col fermentada actúa como un probiótico que mejora las digestiones y provee de bacterias al intestino. Procura comprarlo sin pasteurizar. Puedes usar también kéfir de agua o vinagre de manzana.

tips de consumo: Añade 1 cucharada sopera de chucrut al día en la ensalada del mediodía.

4. Aceite de Oliva

El aceite de oliva virgen extra (AOVE), como otros aceites, es 99,9% grasas y por ser de origen vegetal no posee colesterol. Es rico en calorías pero las mismas son de buena calidad, ya que derivan de grasas insaturadas, sobre todo monoinsaturadas, que protegen la salud. El aceite virgen extra y las grasas saludables en general lubrican el bolo fecal. Aliñar con abundante aceite tus ensaladas o verduras ayuda a mejorar el tránsito intestinal.

tips de consumo: 3 a 4 cucharadas al dia en ensaladas, o tostadas integrales sin gluten.

5. Agua con limon en ayunas

El consumo de agua con limón en ayunas es una práctica recomendada por la medicina india, conocida como ayurveda, y empezó a ser adoptada por mucha gente que no sigue necesariamente los preceptos orientales.La mezcla de estos dos simples ingredientes ayuda a aumentar la inmunidad y activa el metabolismo.El limón es cítrico y ácido, pero en nuestro cuerpo funciona como un alcalinizante.

tips de consumo: Para que tenga mayor eficacia, es importante que el agua esté tibia. El líquido en estas condiciones también acelera el funcionamiento del intestino en la mañana y se potencia su efecto al mezclarse con el jugo.

 

× ¿Cómo podemos ayudarte?