Pedagogía menstrual

Cosas de la regla que quizás intuyes pero nadie te explica

Casi todas las mujeres y niñas (desde la menarquia hasta la menopausia) menstruarán en promedio cada 28 días durante aproximadamente 5 días, un proceso biológico completamente normal. Tan normal como el hecho de que a muchos hombres les crecerá una barba.

Sin embargo, la menstruación está impregnada de silencio, mitos, tabúes e incluso estigma. Las mujeres y las niñas de todo el mundo enfrentan numerosos desafíos en el manejo de su menstruación. Es posible que no tengan los medios para hacerlo o que se enfrenten a normas o prácticas culturales discriminatorias que dificultan el mantenimiento de una buena higiene. Juntos, estos desafíos pueden resultar en que a las mujeres y las niñas se les nieguen los derechos humanos básicos y pueden convertir un simple hecho biológico en una barrera para la igualdad de género.

Las mujeres y las niñas encuentran dificultades para controlar la higiene durante la menstruación cuando no hay un entorno propicio para hacerlo. En particular, cuando tienen dificultades para acceder al agua, el saneamiento y / o la atención médica, es probable que tengan dificultades para controlar su menstruación. Cuando las mujeres y las niñas no pueden controlar su higiene menstrual, puede afectar negativamente la medida en que disfrutan de ciertos derechos, incluidos los de educación, trabajo y salud.

Como Asociación trabajamos para que los derechos de las niñas y mujeres en Colombia no sean vulnerados.

únete a nuestro trabajo e iniciativas en pro de nuestra salud menstrual.

fuente: hew.org

Menstruación

A cierta edad, la mujer llega al periodo de la pubertad que se hace manifiesto por una descarga sanguínea proveniente del útero, y que se llama menstruación. Su principal característica es su periodicidad, razón por la cual también se le conoce como regla, y como sucede cada mes, se asoció al ciclo lunar manifestando la influencia de este astro a la mujer. Se cree que la idea de considerar a la menstruación como un peligro se inició en la época de la prehistoria, cuando se asoció la contaminación con sangre menstrual con la atracción de animales hambrientos contra los cazadores; luego, en Grecia (600 a.C.), fue considerada como una forma de eliminación de sustancias dañinas al cuerpo de la mujer y al paso del tiempo este concepto se mezcló con las ideas populares y mágicas de la medicina romana (Siglo I d.C.), convirtiéndose en un elemento peligroso para las personas, plantas y animales. La relación con la fertilidad de la mujer también fue evidente desde tiempos remotos, porque cuando la mujer no menstruaba o dejaba de menstruar, su capacidad de engendrar se interrumpía. Las ideas médicas griegas acerca de la menstruación perduraron hasta mediados del siglo XIX, en que una serie de descubrimientos lograron determinar la influencia del ovario sobre la menstruación, como un proceso fisiológico de preparación mensual del útero para un posible embarazo.

 

La historia de la menstruación es un reflejo de los cambios que han ocurrido en la accidentada evolución de la medicina en general, ya que inició como un concepto mágico y astral, que luego fue objeto de las teorías filosóficas que la catalogaron como un producto de la digestión
y le adjudicaron propiedades genésicas y nocivas al mismo tiempo, y se le consideró como una demostración de la inferioridad de la mujer.

No fue sino hasta el Siglo XIX que, gracias a los avances en el método científico, se descubrió en forma aislada que los órganos genitales femeninos se relacionaban armónicamente con funciones específicas orientadas hacia la búsqueda de una gestación. Se llegó a identificar la presencia de las hormonas sexuales ováricas y su efecto en la mucosa uterina. Así, después de cientos de años de ignorancia, se logró eliminar la mayoría de las supersticiones que existían sobre la menstruación..

La pérdida mensual de sangre en la mujer representó un hecho que, por ser un signo externo y evidente, llamó la atención a los pueblos de la antigüedad, y, por ello, no es de extrañar que se relacionara con temores sociales o personales, y que fuera rodeada de diversas supersticiones. La palabra superstición, de acuerdo con la Academia de la Lengua Española, es una propensión, causada por temor o ignorancia, a atribuir carácter sobrenatural u oculto a determinados acontecimientos. Tal vez uno de los primeros temores inspirados por la menstruación haya ocurrido en la prehistoria, en grupos sociales formados por cazadores, ante el riesgo de que al contaminarse con la sangre menstrual pudiese atraer animales y aumentara el riesgo de ser atacados.15 Para los persas (800 a.C.), la mujer que había tenido un hijo, igual que la mujer que estaba menstruando, era “impura” y se le aislaba por cuatro o más días en un cuarto que tenía desparramada paja seca y alejada quince pasos del fuego y el agua, los elementos limpios. También estaba prohibido el coito, y sólo podía ser realizado después de las ceremonias de purificación de los “nueve portales del cuerpo”.16 En la India oriental (Siglo VI a.C.), los ritos védicos de purificación de la mujer menstruante eran muy precisos, y establecían que la mujer debía frotarse los dientes, hacer gárgaras doce veces y lavarse manos y pies; posteriormente zambullirse doce veces en el río, y tras salir de él, frotarse con lodo que llevara estiércol fresco, volver a zambullirse en el agua treinta y cuatro veces, y repetir las friegas de lodo; repetir la inmersión veinticuatro veces, frotarse el cuerpo con azafrán y, para terminar, otros veinticuatro chapuzones más.  

Ref  : Jorge Luis Iglesias, Harvey Graham , Eternal Eve

 

 

En occidente no prestamos mucha atención cuando una menstruación es escasa, abundante, si es de color marrón, granate o pálido, si es mucosa, terrosa o demasiado líquida, si dura más / menos de 4 o 5 días, etc. En cambio, para la Medicina China cada una de estas características es algo importante que hay que valorar y regular pues es indicativo de que algo no está funcionando correctamente a nivel interno y/o a nivel emocional.

La Medicina China establece que una menstruación normal y saludable tiene las siguientes características:

Regular: cada 28-30 días.
Duración: de 4-6 días.
Color: rojo fresco y vivo, desde el principio hasta el final de la menstruación.
Textura: fluida, sin que sea del todo líquida.
Cantidad: entre 30 y 80 ml.

Según la Medicina China, cualquier otra característica diferente a estas, es indicativo de un funcionamiento menstrual anormal que hay que regular.

Por mucho que nos sorprenda, la menstruación no debería generar:

  • Síndrome premenstrual: tensión emocional y muscular, altibajos anímicos, hipersensibilidad, hinchazón (corporal, de abdomen o de senos), trastornos digestivos, dolor de riñones, piernas pesadas, agotamiento.
  • Dolores de cabeza antes, durante o después de haber tenido la menstruación.
  • Ausencias de la menstruación.
  • Infertilidad.
  • Menstruaciones muy abundantes o muy escasas.
  • Dolor en el abdomen, antes, durante o después de la menstruación, ni tampoco durante la ovulación.
  • Pérdidas de sangre después o antes de la menstruación.

Para la mayoría de mujeres, muchas de estas características son habituales e incluso normales en ellas cuando en realidad no debería ser así. Mejorando la calidad de la menstruación es muy probable que otros aspectos internos o emocionales también mejoren. Un claro ejemplo es que muchas mujeres, cuando regulan su menstruación, pueden quedarse embarazadas, o dejan de sufrir migrañas, insomnio, ansiedad, trastornos digestivos, etc.

Como asociación trabajamos en informar, educar y promover la Salud menstrual.

y tu le prestas atención a tu menstruación?

Fuente: Obstetricia y ginecología en Medicina China», Giovanni Maciocia

Para más información, puedes comunicarte al (57) 305 3606415

Escríbenos

Aquí estamos para brindarte más información, responder cualquier pregunta que puedas tener y crear una solución efectiva para tus necesidades.

“Un nuevo equilibrio está llegando a mi cuerpo ahora”

Síguenos en nuestra redes sociales

Vincúlate

(57) 305 360 6415

 

Horario de atención

Lunes – Viernes — 8:00am – 5:00pm
Sábado — 9:00am – 1:30pm
Domingo — Cerrado

× ¿Cómo podemos ayudarte?