Definición:

La histerosalpingografía es la visualización radiológica de la cavidad uterina y de las trompas, mediante la introducción de un contraste radiopaco a través del cerviz. 
La indicación principal es el estudio de la esterilidad e infertilidad (esterilidad es la falta de concepción, infertilidad es el fracaso de los embarazos). Esta exploración nos da información sobre las cavidades tubárica y uterina (tamaño, forma, posición) y su posible patología, así como demostrar si las trompas uterinas están permeables.
 

La exploración denominada ” Histerosalpingografía”, se solicita para ver radiológicamente el útero y las trompas, mediante la introducción de un contraste. 

Dicha exploración se realizará principalmente en el estudio de la esterilidad.
 
La prueba se debe de realizar al menos tres días después del final de la menstruación y como mínimo, dos días antes de la fecha probable de la ovulación. La paciente debe de llamar ó presentarse al servicio de Rayos el primer día de la regla, para darle la cita correspondiente. Las recomendaciones previas a la prueba son las siguientes: 
 

– No haber realizado a la paciente ninguna exploración de Rayos con contraste, en los tres días anteriores. 

– La noche anterior ponerse un enema de limpieza, para lograr una evacuación intestinal  completa. 

– Orinar inmediatamente antes de la prueba.

 

La histerosalpingografía es una exploración similar a la realizada a la paciente en la consulta de ginecología con la diferencia que en una se introduce contraste y en la otra no. 

Si la paciente ha tenido algún proceso alérgico o tuviese experiencia anterior de alguna intolerancia a los medios de contraste, debe comunicarlo en el servicio de radiodiagnóstico, cuando venga a realizarse la exploración.
 
 

PREPARACIÓN DE LA PACIENTE: 

El procedimiento de histerosalpingografía se realiza mejor una semana después de la menstruación, pero antes de la ovulación para asegurarse de que no se encuentra embarazada durante el examen.
 
Este procedimiento no debe realizarse si sufre de una enfermedad inflamatoria activa. Debe notificar a su médico o tecnólogo si tiene una infección pélvica crónica o una enfermedad de transmisión sexual no tratada, al momento de realizar el procedimiento.
En la noche previa al procedimiento, es probable que se le solicite que ingiera un laxante o un enema para vaciar sus intestinos, de manera que el útero y las estructuras circundantes puedan verse con claridad.
 
Antes del procedimiento, se le puede suministrar un sedante suave o una medicación de venta libre para minimizar cualquier potencial incomodidad. Algunos médicos prescriben un antibiótico antes o después del procedimiento.
 
Debe informar a su médico sobre cualquier medicamento que esté tomando y si tiene algún tipo de alergia, en especial a los medios de contraste ionizados. También informe a su médico sobre sus enfermedades recientes o cualquier otra condición médica.
 
Se le puede solicitar que se quite toda o parte de su vestimenta y que utilice una bata durante el examen. También se le puede solicitar que se quite joyas, dentaduras removibles, lentes y cualquier objeto de metal o vestimenta que pueda interferir con las imágenes de rayos X.
Las mujeres siempre deben informar a su médico y al tecnólogo de rayos X si existe la posibilidad de embarazo.
 

Valoraciones recientes

× ¿Cómo podemos ayudarte?