Poco después de que las vacunas contra el coronavirus empezaran a aplicarse hace un año, algunas mujeres comenzaron a informar sobre ciclos menstruales erráticos tras recibir la dosis.

Algunas dijeron que sus periodos se retrasaron. Otras informaron sobre un sangrado más abundante de lo habitual o de un sangrado doloroso. Algunas mujeres posmenopáusicas que no habían tenido la menstruación en años, dijeron incluso que habían vuelto a menstruar.

Un estudio publicado el jueves descubrió que los ciclos menstruales de las mujeres sí cambiaron tras la vacunación contra el coronavirus. Quienes escribieron el estudio informaron que las mujeres inoculadas tenían ciclos menstruales ligeramente más largos después de recibir la vacuna que las no vacunadas.

Sin embargo, sus periodos, que llegaban casi un día más tarde que el promedio, no se prolongaban, y el efecto era transitorio, ya que la duración de los ciclos volvía a la normalidad en uno o dos meses. Por ejemplo, alguien con un ciclo menstrual de 28 días que comienza con siete días de sangrado seguiría

teniendo un periodo de siete días, pero el ciclo duraría 29 días. El ciclo termina cuando comienza el siguiente periodo y volvería a ser de 28 días uno o dos meses después.

El retraso fue más pronunciado en las mujeres que recibieron las dos dosis de la vacuna durante el mismo ciclo menstrual. Los investigadores descubrieron que estas mujeres tenían la menstruación dos días más tarde de lo habitual.

El estudio, publicado en la revista Obstetrics & Gynecology, es uno de los primeros en respaldar los informes anecdóticos de mujeres que afirman que sus ciclos menstruales se retrasaron después de la vacunación, dijo Hugh Taylor, director del departamento de obstetricia, ginecología y ciencias

de la reproducción de la Escuela de Medicina de Yale.

“Valida que hay algo real”, dijo Taylor, quien ha oído hablar de ciclos irregulares de sus pacientes.

Al mismo tiempo, añadió, los cambios observados en el estudio no eran significativos y parecían ser transitorios. El estudio lo llevaron a cabo investigadores en la Universidad Oregón Health & Science y la Escuela de Medicina Warren Alpert de la Universidad de Brown, en una colaboración con

investigadores de Natural Cycles, cuya aplicación utilizan millones de mujeres en todo el mundo.

Estudios futuros de la base de datos van a examinar otros aspectos de la menstruación, como si los periodos fueron más abundantes o dolorosos luego de la vacuna.

Los hallazgos del nuevo estudio puede que no se apliquen por igual a todas las mujeres. En efecto, gran parte del cambio en la duración del ciclo fue impulsado por un pequeño grupo de 380 mujeres vacunadas que experimentaron un cambio de al menos dos días en su ciclo, dijo Alison Edelman,

profesora de obstetricia y ginecología en la Universidad Oregon Health & Science y autora principal del artículo.

Algunas mujeres que se vacunaron tuvieron ciclos que duraron ocho días más de lo habitual, algo que es considerado clínicamente significativo, dijo Edelman.

 

No está claro el motivo por el que el ciclo menstrual podría verse afectado por la vacunación, pero la mayoría de las mujeres con periodos regulares experimentan ocasionalmente algún periodo inusual o ausente. Las hormonas que secretan el hipotálamo, la glándula pituitaria y los ovarios

regulan el ciclo menstrual y pueden verse afectadas por factores ambientales, estresores y cambios vitales.

(Los cambios observados en el estudio no fueron causados por condiciones relacionadas con la pandemia, dijeron las autoras, dado que las mujeres en el grupo sin vacunar también vivían en tiempos pandémicos).

No se sabe si es que otras vacunas impactan en la menstruación pues por lo general los ensayos clínicos de vacunas y terapias no monitorean los puntos de datos, a no ser que los investigadores estén probando anticonceptivos o potenciadores de fertilidad o busquen descartar un embarazo.

“Esperamos que esta experiencia aliente a los fabricantes de vacunas y a los ensayos clínicos de terapéutica a hacer preguntas sobre el ciclo menstrual, del mismo modo que se incluyen otros signos vitales”, dijo Bianchi.

 

Objetivo del estudio:
Evaluar si la vacunación contra la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) se asocia con cambios en el ciclo o la duración de la menstruación en quienes reciben la vacunación en comparación con una cohorte no vacunada. Método Utilizado:
Analizamos los datos del ciclo menstrual rastreados prospectivamente utilizando la aplicación «Ciclos naturales». Se incluyeron residentes de EE. UU. de 18 a 45 años con ciclos de duración normal (24 a 38 días) durante tres ciclos consecutivos antes de la primera dosis de la vacuna, seguidos
de ciclos de dosis de la vacuna (ciclos 4 a 6) o, si no estaban vacunados, seis ciclos durante un período similar. periodo de tiempo. Calculamos el cambio promedio dentro del individuo en el ciclo y la duración de la menstruación (tres ciclos previos a la vacuna frente a
ciclos de primera y segunda dosis en la cohorte vacunada, y los tres primeros ciclos frente a los ciclos cuatro y cinco en la cohorte no vacunada). Usamos modelos de efectos mixtos para estimar la diferencia ajustada en el cambio en el ciclo y la duración de la menstruación entre las cohortes
vacunadas y no vacunadas.
Resultados:
Se incluyeron 3959 personas (2403 vacunadas; 1556 no vacunadas). La mayor parte de la cohorte vacunada recibió la vacuna Pfizer-BioNTech (55%) (Moderna 35%, Johnson & Johnson/Janssen 7%). En general, la vacuna COVID-19 se asoció con un cambio de menos de 1 día en la duración del ciclo
para ambos ciclos de dosis de vacuna en comparación con los ciclos de prevacuna (primera dosis 0,71 días de aumento, 98,75 % IC 0,47–0,94; segunda dosis 0,91, 98,75 % IC 0,63-1,19); las personas no vacunadas no observaron cambios significativos en comparación con los tres ciclos de referencia
(ciclo cuatro 0,07, IC del 98,75 % -0,22 a 0,35; ciclo cinco 0,12, IC del 98,75 % -0,15 a 0,39). En modelos ajustados, la diferencia en el cambio en la duración del ciclo entre las cohortes vacunadas y no vacunadas fue de menos de 1 día para ambas dosis (diferencia en el cambio: primera dosis 0,64 días,
98,75 % IC 0,27–1,01; segunda dosis 0,79 días, 98,75 % IC 0,40–1,18). El cambio en la duración de la menstruación no se asoció con la vacunación.
fuente: https://journals.lww.com/greenjournal/Fulltext/9900/Association_Between_Menstrual_Cycle_Length_and.357.aspx / https://www.nytimes.com/es/2022/01/07/espanol/vacunas-covid-menstruacion.html
 
Abrir chat